Mas de veinte años en plaza nos avala en esta tarea, confíe en nosotros

Si bien es difícil dar una certeza de recuperación de los datos, no todo está perdido,hemos recuperado en infinidad de ocaciones los datos de muchísimos clientes, tenemos un banco de lógicas de discos, la tecnología y apoyo logístico necesario  para emprender dicha tarea. Confíe en nosotros tráiganos su problema.

Pase Ud; no tenemos secretos, muchos trabajos los hacemos ante su vista, sus datos son confidenciales? quiere ver como tratamos su caso? pues bien nuestro taller está a sus órdenes! ingrese a nuestras dependencias y le damos un diagnóstico ante su vista, no tenemos secretos! mas que nuestra honestidad, conocimiento y dedicación.

Aunque nuestro disco duro haya dejado de funcionar la información sigue almacenada en su interior y se puede recuperar. Antes de contactar con una empresa es esencial hacer una primera valoración a cerca del tipo de fallo de nuestro disco duro.

Puede que existan pocas cosas tan desagradables como la de tener la sensación de que has perdido toda la información que guardabas en tu ordenador… Si es eso lo que sientes en este momento, tranquilízate, respira, la información sigue ahí y lo más probable es que puedas recuperarla.

 

Los informáticos que a veces son un poco insensibles con la ignorancia ajena, son capaces de hacerte la peor de las preguntas en el momento más inoportuno, en este caso la pregunta del millón es “¿Tienes copia de seguridad?”… “¡Por supuesto que no tengo copia de seguridad, si la tuviera no estaría aquí mirándote como si fueras mi última salvación!”. Todos sabemos que hay que hacer copias de seguridad, algunos incluso al principio somos muy metódicos y disciplinados con esta tarea, pero terminamos olvidándonos y con acuerdo a la omnipresente Ley de Murphy:

“nuestra última copia de seguridad será lo suficientemente antigua como para no sernos de utilidad”.

Los discos duros no suelen fallar, no obstante cuando lo hacen es traumático. Otros componentes como las fuentes de alimentación o incluso las tarjetas gráficas fallan con mayor frecuencia, pero basta con comprar una nueva y remplazar la anterior, el fallo queda ahí y todo vuelve a funcionar.

En esto de la recuperación de datos hay una ley que se tiene que seguir a raja tabla, y es la siguiente: Si la información que guardas es importante, si no sabes exactamente lo que estas haciendo, no lo hagas. En la mayoría de los casos la causa de que el disco haya dejado de funcionar no suele ser la causa de la perdida de datos. Es decir, el mayor peligro de tus datos normalmente eres tú, más concretamente las cosas que tú hacer en tu frenesí por intentar recuperar lo perdido.

Todas las actuaciones que describimos en este artículo son inocuas, no van a empeorar la situación de tu disco y te servirán para evaluar el daño que éste ha sufrido.

Evaluando el Fallo de tu Disco Duro

Lo primero que debemos intentar averiguar es si nuestro disco duro ha sufrido un fallo lógico o un fallo físico.

Fallo Lógico en el Disco Duro

 

Básicamente en un fallo lógico se deteriora la información, no el dispositivo que la contiene. Lo más frecuente es que nos haya fallado el sistema operativo, especialmente si se trata de un Windows XP… Ésta rama de los sistemas operativos de Microsoft es famosa por su inestabilidad, son sistemas operativos que se corrompen con relativa facilidad, sobre todo si eres de los que se instalan en el ordenador todo lo que les pasa por las manos. La rama de sistemas operativos NT Workstation, Windows 2000, Windows Vista, Windows 8 es bastante mejor (aunque visualmente parezcan iguales, su corazón, el llamado kernel del sistema operativo es radicalmente distinto).

Si tu disco es reconocido por el ordenador, hace el intento de cargar el sistema operativo y es en ese paso en el que se queda, lo más probable es que tu sistema operativo esté corrupto o haya sido infectado por un virus que lo ha deteriorado. La información está dentro, pero no podrás utilizar el sistema operativo que tienes instalado para visualizarla.

Podemos reparar el sistema operativo, reinstalarlo u optar por una instalación desde cero. Ahora bien como nos interesa conservar la información que hay en su interior, sería conveniente comprar un nuevo disco duro, instalarlo en nuestra CPU como disco duro primario o master y en él instalar de nuevo el sistema operativo, para posteriormente intentar acceder al disco duro corrupto, que habremos dejado como secundario o slave y volcarnos los documentos que deseamos conservar. Este es el modo más seguro de hacerlo.

 Otros fallos lógicos…

Otros fallos lógicos no son tan sencillos de salvar. Una manera inocua de saber si tu ordenador tiene un fallo lógico de mayor alcance, es arrancar el ordenador desde la unidad de DVD . Nuestro sistema operativo nos permite crear discos de arranque siempre es conveniente tener uno, si no lo tienes pídele a alguien que te deje uno preferentemente creado con un sistema operativo igual al tuyo.

El objeto de esto es ver si podemos listar los archivos de nuestro disco duro corrupto. 

Si recibimos el mensaje “El dispositivo no esta listo”… malo.

Eso quiere decir que no ha encontrado el disco duro. 

Si no ves el contenido de tu disco duro o recibes un mensaje de error, malo. No queremos decir con esto que tu información se haya perdido, la información sigue ahí, pero no va a ser tan sencillo recuperarla. También puede ocurrir que puedas listar el disco duro pero haya partes que archivos aun viéndolos al intentar ejecutarlos recibimos mensajes de error del tipo “El archivo esta dañado o corrupto”.

Existen una multitud de programas que nos permiten recuperar archivos que hemos borrado por error, se encuentran corruptos o dañados,inclusive si la tabla de particiones está mal, corrupta, o no existe. Navegando por Internet encontraremos una amplia gama en distintos precios. Si utilizas el sistema de archivos FAT32, encontraras algunos gratuitos. Cuando trabajas con Windows NT, 2000  XP Windows 7 , lo normal es que el sistema de archivos que estes utilizando sea NTFS. No he encontrado ningún programa gratuito para NTFS, aunque no son muy caros. En ocasiones la utilización de este tipo de programas dificulta el trabajo de las empresas que recuperan datos de los discos duros

Si el fallo de nuestro disco duro es lógico, pero por nuestros métodos rudimentarios no conseguimos ni tener acceso a él, entonces seguiremos tendremos que acudir a una empresa de recuperación de datos.

Fallos Físicos en el Disco Duro

Una sobre tensión, una fuente de alimentación en mal estado o el desgaste de las piezas internas del disco por el uso, puede provocar un fallo físico en el Disco Duro.

A veces puede ser algo de la noche a la mañana, pero normalmente al colapso le suelen preceder algunos achaques: comienza a hacer ruido, o comienza a arrancar una vez si y otra no.

Si la información de nuestro disco es importante y comenzamos a ver que no está funcionando correctamente, es el momento de comprarnos un disco duro nuevo y llevar a cabo el proceso que se describió anteriormente para los Sistemas Operativos que se han corrompido.

Si no hemos hecho esto o el fallo ha sido fulminante,nosotros no tenemos manera de arreglar el problema sin ayuda de una empresa. Aquí es muy importante estar “quietecitos”, si has intentado arrancar el ordenador cinco veces y sólo has recibido como respuesta un “sonido renqueante”, no insistas más, si estamos ante un fallo en los cabezales “head-crash”, con cada arranque fallido puede que las cabezas lectoras estén arañando un poco más la superficie del disco… y esto si que no tiene arreglo.

Hay fallos electrónicos, fallos de motor, fallos en las cabezas lectoras… el caso es que los expertos tendrán que abrir el disco y ver lo que le pasa, nosotros no podemos hacer nada.

Hay fallos electrónicos, fallos de motor, fallos en las cabezas lectoras… el caso es que los expertos tendrán que abrir el disco y ver lo que le pasa, nosotros no podemos hacer nada.

A la mayoría de nosotros el tiempo no nos es determinante,podemos esperar perfectamente una semana sin disponer de los datos, siempre y cuando al final los recuperemos. Un servicio ultrarrápido en 24 horas de respuesta puede hacer que el presupuesto aumente muchísimo.

Es importante tener a mano la siguiente información antes de hablar con estas empresas:

Fabricante y modelo de nuestro disco duro

Capacidad total del disco duro.

Cantidad aproximada de datos que queremos recuperar.

Número de particiones.

Sistema Operativo que teníamos instalado

Sistema de Archivos con el que estaba formateado el disco.

Para tener todos estos datos, normalmente tendremos que

sacar el disco duro de la CPU, que es muy sencillo, y al fin y al cabo

antes o después lo vamos a tener que hacer ya que tenemos que enviar el disco

duro al taller de recuperación de datos.

 

Terminamos con una recomendación...

Los Pen-Drive USB son ahora muy económicos, puedes conseguir uno de 1 Gb o hasta de 16 Gb por un precio muy atractivo. Se conectan al puerto USB y son como una unidad más de disco. Utilízalos para hacer tus copias de seguridad y ten en cuenta que si por ejemplo hay un incendio en tu oficina te alegrarás de tener una copia de tus archivos en tu casa o en un caja fuerte .